Quinta Sesión del Ciclo de Lecturas del Primer Encuentro Internacional de Literatura Fantástica y de Ciencia Ficción (Chile, 2017).

La Quinta Sesión del Ciclo de Lecturas previo al Encuentro Internacional de Literatura Fantástica y de Ciencia Ficción fue inaugurada por Miguel Vera Superbi, a nombre de Letras de Chile, quien lo hizo haciendo una breve reflexión sobre una fotografía recientemente liberada por la NASA donde se aprecia el planeta Tierra observado como un punto de luz entre los anillos de Saturno, ofreciendo algunos significados personales que podían extraerse de dicha imagen. Una forma diferente, y más que apropiada, de dar inicio a la sesión.

Luego de dar los agradecimientos al público y a los autores, Miguel Vera dio la palabra a Marcos Fabián Cortes, que oficiaría como moderador de la mesa. Marcos Fabián Cortes, a su vez, introdujo a los autores presentes en está ocasión: Dauno Tótoro, León de Montecristo y Alejandro Salazar D’Alessandri.

Dauno Tótoro, de quien supimos por el moderador que era nacido en la ex-Unión Soviética y que había vivido en muchos países desempeñándose como periodista en zonas de conflicto, leyó un extracto de su novela “Gemelo de si Mismo”. Tótoro destaca por generar un clima enrarecido, ajeno, pero que luego se transforma en un discurso íntimo, de la mano de la narración en primera persona. Un texto que él mismo define como una crisis psicótica, donde los dos personajes principales no son sino la misma persona.

Luego fue el turno de León de Montecristo quien ofreció  un fragmento de su última novela, “Intraterrestre”. Este autor nos envuelve de inmediato con una lectura de ritmo sosegado, con personajes de personalidades bien definidas, palpables. Ambientada en la Europa del siglo XIX, asistimos al esfuerzo de los protagonistas por resolver un profundo misterio  de carácter arqueológico; la ciencia enfrentada a lo fantástico y, quizás, también a lo horroroso. León de Montecristo no teme hablar de paleontología y anatomía, porque aquellas descripciones no solo sirven al propósito de informar al lector sobre la naturaleza de la búsqueda, sino que contribuyen a generar un ambiente que resalta y contrasta la dualidad antes señalada.

En tercer lugar intervino Claudia Garcia Mendoza, que va a relatar la primera parte de su novela “La Confederación” (primera entrega de una saga). En la primera escena somos testigos de los esfuerzos de unos psicólogos por escarbar en los recuerdos de un paciente, y entre los que se oculta un enigma. Y luego nos movemos de Nueva York a Arabia, retrocediendo treinta años en el pasado, para enfrentarnos a un misterio mucho mayor; una expedición explorando las ruinas de una ciudad antigua enterrada en medio del desierto, y entre cuyas reliquias se encuentras muchos de los tomos perdidos en la Biblioteca de Alejandría. Un texto donde destaca el evidente trabajo de investigación con que la autora preparó su trabajo.

Finalmente Alejandro Salazar D’Alessandri nos regala un adelanto de la segunda parte de su saga de Equilas y que espera salir a la venta en los próximos meses. El novelista nos encanta de inmediato con su personalidad cálida y extrovertida, pero además con un relato lleno de imágenes fantásticas, derrochando imaginación y la ambición narrativa. Ciudades flotantes, razas extrañas, texturas y arquitecturas, todo contribuye a una prosa cautivante, llena de colores, sonidos y olores. El ritmo es ágil;, rápido en la acción, más calmo en la descripción. Un tono humorístico, que se ve reforzado por la interpretación vocal que el autor hace de sus personajes; Salazar no es solo un escritor, es también todo un cuentacuentos.

Es difícil proponer algún elemento común que integre las cuatro lecturas de esta sesión. Quizás, el ambiente de misterios, en el caso de los argumentos de León de Montecristo y Claudia Garcia, pero que también puede estar presente en el clima creado por Dauno Tótoro y el mismísimo mundo construido por Alejandro Salazar. O quizás el dialogo, a veces confortable y otras incomodo, que los tres primeros mantienen con la ciencia como saber y como institución. Tal vez las influencias, con nombres como el de Tolkien, Lovercraft o Sanderson, quienes fueron referenciados varias veces durante el evento.

Me quedo, en todo caso, con la idea de diversidad que existe no solo entre estos cuatro autores en particular, sino en todo el movimiento literario de fantasía y ciencia ficción que podemos observar hoy día en nuestro país.

En la imagen, de izquierda a derecha: Marcos Fabián Cortes (moderador), Dauno Tótoro, León de Montecristo, Claudia Garcia Mendoza, y Alejandro Salazar D’Alessandri.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s